Por qué muchos emprendedores fallan al montar un negocio rentable y qué puedes hacer para no ser uno más

Por qué muchos emprendedores fallan al montar un negocio rentable y qué puedes hacer para no ser uno más

¿Tienes mentalidad emprendedora y te preguntas cómo montar un negocio rentable? En otras ocasiones ya hemos hablado acerca de lo que realmente es un emprendedor y de las características que te van a hacer triunfar en el camino. Hoy queremos hablarte de cómo conseguir que tu negocio tenga rentabilidad.

Es habitual buscar en Internet, sobre todo como emprendedor novel, ideas con las que puedas asegurarte el éxito sin apenas tomar riesgos. Pero esta vez no vamos a hablar de negocios que no fallan, sino de cómo puedes romper algunos patrones mentales que pueden hacerte fracasar.

¿Existen los negocios seguros?

En realidad si lo que estás buscando es un negocio que no pueda fallar, nuestra recomendación es que dejes de buscar. ¡Eso no existe!. Por tanto, lo primero que debes hacer es romper con ese patrón mental si no quieres decepcionarte una y otra vez.

Son muchas las circunstancias que rodean a los negocios que se emprenden. Si fueran 100 % seguros, ¿no crees que habría muchos más emprendedores de los que hay? No se puede asegurar que un negocio vaya a ser rentable porque no se puede saber si las acciones o las decisiones que se tomen realmente le añadirán o le restarán valor.

Entonces, ¿qué son los negocios que no fallan?

Cuando en alguna parte se habla de ideas de negocios que «no fallan», en realidad se hace referencia a que su probabilidad de fracaso es mínima. De forma general suelen ser negocios muy rentables, aunque la posibilidad de fracaso siempre está ahí.

Restaurante - Division AndromedaAlgunos de los negocios que no suelen fallar son las peluquerías, los restaurantes, los centros de estética o los negocios de repostería. Esto es así simplemente porque, a priori, cubren las necesidades de un porcentaje muy amplio de la población. Aunque seguro que conoces a más de una persona que se ha decidido a montar un negocio rentable de estas características y ha terminado fracasando.  Eso no es culpa de la idea de negocio, sino de la gestión.

Dependerá en primer lugar de las condiciones y características del negocio. Además, también de los recursos de los consumidores, de si es algo que se demande con asiduidad e, incluso, de si la ubicación es la correcta. Puede ser que sea viable montar un negocio rentable aquí y no en otra comunidad o en un país vecino, a no ser que hablemos de un negocio digital. En este último caso la ubicación no tiene apenas relevancia.

En definitiva, el éxito de un negocio no depende exclusivamente de la rentabilidad del mismo, sino de la persona que lo desarrolle. ¿Cuál es la mejor manera, entonces, de montar un negocio rentable? Aceptar consejos de personas que están donde tú quieres llegar. Si lo han conseguido, sabrán guiarte durante el camino.

Causas principales por las que se fracasa al intentar montar un negocio rentable

Para ver cuáles son las causas más frecuentes de los fracasos en los negocios, hemos querido resumirlas en cinco puntos clave.

1. Conocimiento vs experiencia

Los conocimientos técnicos sobre un sector no te capacitan para poder llevar a cabo las tareas de dirección y gestión de una empresa determinada. Por eso, una de las causas principales de fracaso de un negocio es pensar que ya lo sabes todo. Pero como emprendedor no puedes ser el director general, de marketing, de ventas, de operaciones, de recursos humanos…

Puedes ser el mejor cocinero del mundo, por ejemplo, pero eso no te garantiza conocer todos los aspectos financieros y administrativos de un negocio de hostelería.

2. Gran empresa vs pyme

En prácticamente cualquier escuela de negocios te enseñan a dirigir una gran empresa, pero no una pyme o un negocio unipersonal, y existe una gran diferencia entre ambas. El mejor ejemplo son los MBA tan de moda últimamente. Por supuesto que te van a aportar valor, pero no necesariamente los conocimientos que necesitas en cualquier pequeña empresa.

3. Enfoque

enfoque - division andromedaCuando trabajas para alguien necesitas rendir cuentas de tu productividad o tus resultados. ¿En el caso de un emprendedor es diferente? En absoluto. Como emprendedor necesitas rendirte cuentas a ti mismo, cosa que por lo general no suele suceder. Esto es un gran error a la hora de intentar montar un negocio rentable, puesto que provoca que pierdas el objetivo, el enfoque e incluso, en ocasiones, esa rentabilidad que buscas en tu negocio.

Buscar un mentor, un consultor o un coach suele ser una gran ayuda.

4. ¿Funciona la empresa sin ti?

Hablemos de otro gran error consecuencia del punto anterior. Si no llevas a cabo un seguimiento, no dispondrás de las herramientas necesarias para mantener o aumentar la rentabilidad. Esto hace que, en definitiva, la identidad corporativa no exista y la empresa no esté profesionalizada.

Para que una empresa pueda crecer no debe depender de nadie, ni siquiera de su fundador. Para que puedas montar un negocio rentable, ordenado y, por supuesto, exitoso, debes estandarizar ciertos procesos en él.

5. Ventajas competitivas

Es crucial tener un público objetivo bien definido. Tu producto o servicio no puede ser el que busca todo el mundo, y si todavía lo crees, probablemente termines fracasando.

La especialización aporta valor, diferenciación, crecimiento y, por supuesto, nuestro objetivo: rentabilidad. Es imposible ser bueno en todo, por eso has de encontrar tu nicho y posicionarte en él como experto.

¿Te has parado a observar a cualquier empresa exitosa? Hazlo y comprueba cómo están enfocadas en un nicho muy específico.

Recomendaciones para lograr montar un negocio rentable y exitoso

Hemos mencionado las cinco causas principales del fracaso al montar un negocio rentable, pero no todo son fallos, errores o malos resultados. Por eso queremos terminar aportándote una lista de consejos para que la palabra «fracaso» ni siquiera forme parte de tu vocabulario.

– Desarrolla un plan de negocio. No puedes ir avanzando por azar o por impulsos. Necesitas saber dónde quieres llegar y llevar a cabo un análisis y la elaboración de un plan que te lleve allí.

– Busca tu nicho de mercado y asegúrate de que tiene la suficiente cantidad de personas para que el negocio pueda perdurar en el tiempo.

– Utiliza el tiempo justo para desarrollar tu producto o servicio. No te empeñes en que sea perfecto en un inicio y ve modificándolo según recibas feedback de los clientes. Puede parecer contradictorio, pero el producto es para ellos y sus opiniones y necesidades son las realmente importantes, no las tuyas. Además, debes invertir gran cantidad de tiempo en una buena promoción.

– El éxito puede acabar siendo la tumba de tu negocio. Existen emprendedores que logran un éxito repentino y sus empresas acaban muriendo por no haber desarrollado un plan estratégico y realista del crecimiento.

El decálogo del emprendedor de éxito

decalogo - division andromedaSi aplicas las siguientes recomendaciones, aprenderás a montar un negocio rentable y, por supuesto, a vencer los malos hábitos que te alejan de tu objetivo.

1. Asume riesgos.

2. Anota tus ideas. Para ser un emprendedor exitoso no necesitas tener una idea revolucionaria, sino aplicar las que tienes. Las ideas solo son realmente importantes cuando haces algo con ellas.

3. Conoce la importancia del networking. Es imprescindible establecer relaciones con otros emprendedores para poder crear sinergias interesantes y aprender de otras experiencias.

4. Aprende a escuchar los consejos que realmente pueden ser valiosos para ti y a desechar los que no te aportan nada.

5. Lee, estudia y aprende. Lee blogs especializados, libros, noticias, revistas… Es bueno tener cultura porque te ofrece nuevas perspectivas.

6. Debes saber cuándo has de dar el máximo de ti, pero también necesitas saber desconectar y darle descanso al cerebro para que puedas tener otra perspectiva de lo que se está haciendo.

7. Construye una identidad corporativa o una buena marca personal que marque la diferencia y haga que los usuarios se fijen en ti y te recuerden.

8. Haz deporte y cuida tu alimentación, que es lo que proporcionará energía a tu cuerpo. Ya lo dijo Richard Branson: recuerda que tu salud es tu mayor activo.

9. No te rindas ante las dificultades. Si tu idea no funciona, ¡busca otra! Ser emprendedor no depende de si tienes éxito o fracasas al montar un negocio rentable. ¿A quién quieres engañar? Si eres emprendedor lo llevas en el ADN y lo intentarás una y otra vez hasta lograr tu objetivo.

10. Hemos dejado para el último el más importante: no olvides divertirte y disfrutar del camino. El éxito es muy bonito, pero no pases por alto las buenas sensaciones de las que puedes disfrutar durante el proceso creativo, de implementación e incluso de gestión.

¿A quién conoces que le vaya a venir bien conocer este decálogo? ¡No te lo guardes y compártelo con ellos!

Deja un comentario