Teletrabajo - division andromeda

Tengo que teletrabajar, ¿y ahora qué?

Esto del Covid-19 está haciendo que muchas de nuestras vidas se pongan patas arriba. Y es que, además de una crisis sanitaria, se está convirtiendo en toda una crisis a nivel laboral y económico. De hecho, durante estos días hay muchas personas que han pasado de decirnos «¡Qué suerte tienes de trabajar desde casa!» a «Tengo que teletrabajar, ¿cómo puedo hacerlo de manera productiva?»

La emergencia sanitaria provocada por el coronavirus ha acelerado la implantación de esta forma de trabajar. Por eso, queremos hablarte desde nuestra experiencia de casi 5 años trabajando desde casa para a ti te resulte más fácil. Si tú eres una de esas miles de personas que se han visto abocadas al teletrabajo y no sabes por dónde empezar, déjanos ayudarte.

Sigue leyendo y conocerás algunos tips para que puedas concentrarte y seguir siendo productivo desde tu casa.

7 claves para teletrabajar de forma productiva

Antes de entrar en materia, hay una premisa fundamental: debes ser consciente de que el confinamiento no son vacaciones.

Es cierto que no estás acostumbrado a trabajar en casa. Hay muchas distracciones y estamos viviendo un momento complicado, en el que tu concentración probablemente tampoco sea la mejor. Aun así, debes saber que se puede hacer teletrabajo desde casa y que este puede ser efectivo. Eso sí, si sabes cómo enfocarlo.

Para poder tener una buena rutina de trabajo, lo principal es minimizar las distracciones todo lo posible. Para ello, debes ser consciente de que has de crear un entorno apropiado y, sobre todo, que te permita optimizar tu tiempo.

Veamos cómo hacerlo.

1. Teletrabajar sigue siendo trabajar

Parece algo obvio, pero es fundamental tenerlo en cuenta. No estamos en casa y tenemos que sacar un rato para trabajar. No «tenemos que hacer algo de trabajo durante el confinamiento». Tenemos que trabajar como siempre, o de la forma más parecida que podamos.

Para que puedas hacer teletrabajo desde casa y que el resultado sea satisfactorio, debes tomártelo en serio. Tan en serio como cuando estás en tu mesa de la oficina. Evita hacer una distinción por el mero hecho de estar en casa.

Tu trabajo es el mismo y debes comportarte como tal.

2. Establece rutinas 

Este segundo punto es esencial, ya que las rutinas, al final, son la base de un trabajo bien hecho y la organización es fundamental para mantener la productividad.

Aquí se hace vital establecer un horario. Si no tienes el habitual de cuando acudes a la oficina, escoge el que más te guste o el que mejor se pueda adaptar a tu horario familiar. Eso sí, recuerda que tendrás que cumplirlo de forma estricta para tener resultados.

Si escoges las mañanas, levántate, dúchate, desayuna y vístete del mismo modo que haces para acudir a tu puesto de trabajo. En caso de que optes por otro tipo de jornada, busca aquella rutina que te haga activarte para trabajar.

En caso de que tengas niños, puedes utilizar el recurso de trabajar antes de que se despierten. Por ejemplo, si se levantan a las 8, puedes madrugar más y comenzar tu jornada de teletrabajo a las 5 de la mañana.

Sí, has leído bien. Las 5 de la mañana. Hay muchas personas que trabajan en este horario y hace que sean más productivas.

Si lo haces de esta manera, cuando llegue el momento de dedicarles un poco de atención a los pequeños de la casa, ya habrás realizado gran parte de tu jornada laboral. De esta manera, podrás hacer un pequeño descanso para tomar un café con ellos antes de seguir trabajando.

3. Ten un despacho en casa

Por muy tentador que resulte la idea de teletrabajar desde el sofá o desde la cama, debes saber que no funciona. Lo cierto es que trabajar así reducirá tu rendimiento y acabarás por aborrecer tus zonas de esparcimiento.

Tener un lugar para cada cosa hace que el cerebro trabaje mejor. En el momento en el que entras a tu despacho se prepara para trabajar, y si vas al salón se prepara para el ocio. Pero si mezclas el lugar de trabajo y el de ocio, tu mente no sabrá qué hacer con esos dos escenarios. Hará que tu tiempo de trabajo no sea tan productivo y que tu tiempo de ocio no sea tan reparador.

En definitiva, es fundamental que tengas un pequeño espacio en el que te concentres y que asocies únicamente al trabajo. De este modo, ayudarás a tu mente a que no se distraiga con tanta facilidad.

4. Evita las distracciones

Ya lo habíamos mencionado antes, y es que este punto es fundamental. Necesitas educar a las personas con las que convives para que no te interrumpan en tu horario laboral.

Pero no solo es, sino que también necesitas hacerlo con las personas con las que no convives. Estarás en casa, pero eso no significa que puedas recibir llamadas, contestar WhatsApps o responder emails si no tienen que ver con un trabajo.

Debes ayudar a tus familiares, amigos y conocidos a comprender que, durante ciertas horas del día, no estás disponible. Al menos, para dedicar tu tiempo a aspectos personales. Esto en ocasiones se complica, por eso nuestro consejo es que cambies la táctica. No les digas cuándo no pueden ponerse en contacto contigo, sino los momentos en los que SÍ pueden hacerlo. Parece una tontería, pero esto te ayudará a focalizar los momentos para socializar y disminuir tus distracciones.

5. Necesitas moverte

Durante el confinamiento no podemos salir de casa, pero eso no quiere decir que mientras teletrabajas no puedas moverte de la silla. Mantenerte en la misma postura durante 8 horas (o cualquiera que sea tu jornada laboral) no es bueno ni para tu mente ni para tu cuerpo.

eyeglasesNecesitarás hacer pequeños descansos cada cierto tiempo. Dejar de enfocar la vista en la pantalla. Descansar. Levantarte. Moverte. Perder la concentración por unos minutos para volver a recuperarla después. Esto es lo que hará que tu trabajo desde casa sea realmente productivo.

Si no sabes cómo hacerlo, cada cuánto tiempo o cuánto deben durar esos descansos, deberás testarte. No todos necesitamos lo mismo.

Una de las mejores opciones es recurrir a la técnica de Pomodoro. Además, puedes aprovechar esos descansos para estirar, asomarte a la ventana o salir al balcón. Así recargarás tu energía y podrás retomar el trabajo con una mejor predisposición.

6. Respeta el horario para teletrabajar

Antes hablábamos de que debes dejar claro a los demás cuál es tu horario de teletrabajo. Pero no son solo los demás quienes tienen que respetarlo, sino que tú también debes hacerlo.

El día tiene 24 horas, y si siempre te da tiempo a todo lo que tienes que hacer ¿cómo no te va a dar tiempo ahora? Trabajarás las mismas horas que cuando lo haces de manera presencial e, incluso, te ahorrarás los trayectos de ida y vuelta. Así, podrás teletrabajar, estar con la familia y, además, tener un tiempo para ti.

Eso sí, ten en cuenta que si no respetas tus horarios, es posible que te quemes. Sentirás que trabajas durante todo el día, que no eres productivo y acabarás estresado, agotado y con trabajo por hacer.

7. Mantén el contacto con la empresa

No estar físicamente en la oficina no quiere decir que no puedas mantener el contacto con tu empresa o tus compañeros. Para ello, existen un montón de herramientas que harán más llevaderos los proyectos y las conversaciones importantes.

Si en la web de la empresa no tenéis ninguna opción para esto, el email siempre es una buena opción. Pero además del email, se puede recurrir a apps como Slack para mantener un contacto fluido, Trello para conocer la progresión de los proyectos, Toggle para saber el tiempo que le dedicas a tu trabajo o Zoom para hacer videoconferencias y debatir temas que no sean tan ágiles para tratar por correo o por el chat de Slack.

Como ves, teletrabajar desde casa, si eres organizado, puede ser una gran oportunidad. No solo te permite conciliar mejor, sino distribuirte el trabajo a lo largo del día de la mejor forma posible para aprovechar al máximo tus horas de productividad.

En División Andrómeda hemos ido aprendiendo estos trucos por el camino difícil. Comenzamos trabajando en casa casi como hobby, y la productividad no era demasiado alta. Tras muchos meses hemos ido encontrando lo que nos funcionaba para teletrabajar más fácilmente, aprovechar mejor los días y tener también más tiempo para disfrutar, y lo hemos querido compartir contigo. Esperamos que te sirva y, si tienes algún truco que no hayamos mencionado, ¡cuéntanoslo!

Deja un comentario