la importancia de una página web - División Andrómeda

Importancia de una página web: ¿por qué la necesitas?

Vivimos en un mundo tan conectado a la red que no parece que se pueda poner en duda la importancia de una página web para un negocio. ¿Sabías que los españoles nos conectamos a Internet todos los días y navegamos una media de 5 horas diarias? Con estos datos ninguna empresa debería atreverse a prescindir de este escaparate.

5 claves para comprender la importancia de una página web para  un negocio

Para comenzar, es necesario señalar que los consumidores han cambiado. Hace unos años buscaban una serie de cosas y de una manera determinada, pero ahora es diferente. Vivimos en la era de la información y podemos encontrar cualquier cosa en la palma de nuestra mano, simplemente con un smartphone y preguntándole a Google.

Esto hace que estemos bombardeados constantemente con información. Por lo que, para llegar a aparecer en la mente de los clientes, tendremos que utilizar técnicas diferentes a las clásicas. Aquí es donde podemos hablar de la importancia de una página web, puesto que es la manera de mostrarnos ante esos posibles clientes de forma sencilla, rápida, y del modo en el que ellos están acostumbrados a acceder a la información.

1. Los clientes potenciales buscan información online

Hemos mencionado la facilidad del acceso a la información, y esto también influye y mucho a la hora de adquirir cualquier producto o servicio. Solo hay que ver a gigantes como Amazon, que se valen precisamente de eso. Los usuarios buscan comodidad y rapidez, lo cual encuentran en la red. De esta manera pueden informarse acerca de un producto, de sus características, de los precios en diferentes establecimientos e incluso de cómo es la persona o la empresa a la que se lo van a comprar.

Recurriendo a los datos una vez más, el 90 % de consumidores creen que es imprescindible esta información online previa a su compra. Sabiendo esto, ¿por qué arriesgarse a no tener un sitio web con toda esa información?

2. Aumenta la confianza de los clientes

Este punto está enormemente relacionado con el anterior. Si un cliente necesita cierta información previa a la adquisición de un producto, ¿por qué no ofrecérsela en tu propia página web?

Por un lado le ahorrarás tiempo al no tener que salir del sitio para obtener los datos que busca. Por otro aumentarás su confianza en ti o en tu empresa, ya que podrá comprobar que sabes exactamente lo que vendes, todas sus características y que eres un profesional. Y por último, le aportarás un valor extra al producto o servicio que esté pensando contratar.

¡Todo ventajas!

3. Aumenta el prestigio de tu negocio

Puede parecer una tontería, pero es algo fundamental. Cuando vemos un negocio que no tiene presencia en Internet lo primero que nos viene a la cabeza es que quienes lo dirigen son unos antiguos.

Es habitual pensar en alguien mayor, en un establecimiento pasado de moda o en unos propietarios anclados en su tiempo y sin interés ninguno por adaptarse a los cambios. Y eso lo extrapolamos a su profesionalidad. Si no ponen interés en adaptarse a las nuevas tecnologías, ¿por qué vamos a pensar que va a ser diferente dentro de su profesión?

Pongamos un ejemplo del mundo sanitario, que es donde nosotras más experiencia tenemos. Una clínica de fisioterapia que no se molesta en aparecer en Internet podría dar la impresión de que tampoco se molestaría en aprender técnicas novedosas.

No es lo mismo acudir con una tendinitis y obtener un tratamiento basado en masaje, cyriax, láser y ultrasonidos, que a ese tratamiento además sumarle microondas, magnetoterapia, punción seca o EPI. Incluso aunque no entiendas los términos, puesto que son muy específicos, tienes que reconocer que la segunda opción suena mucho mejor.

Quizás ese negocio sin presencia online sea el mejor de todos, el más especializado y el más modernizado, pero el cliente probablemente no lo perciba y se quede solo con la idea de «anticuado».

4. Aporta una gran ventaja competitiva

Aumenta el prestigio, aporta confianza a los clientes y, además, hace que te vean como un profesional moderno. Todo esto te permite situarte por encima de cualquier competidor que no posea esta presencia en la red.

La importancia de una página web radica, básicamente, en que te ayudará a aumentar tu productividad, tu radio de alcance, tus ventas e incluso el valor que tengas en el mercado.

5. Precio

Por último es necesario hablar del precio, que es enormemente inferior comparado con otros medios en los que promocionarte. Si eres un poco ducho únicamente necesitarás pagar por un dominio y un hosting aunque, si quieres, añadirle una plantilla premium o plugins de pago, aunque esto último no es siempre necesario.

En caso de que no seas tan hábil habrá que sumarle un diseñador, que dependiendo de su calidad, reputación y cómo quieras tu sitio web podrá ser más o menos económico. Aun así, es algo que pagarás una vez y te proporcionará un escaparate hasta que decidas prescindir de él.

Elementos que no pueden faltar en una página web

Una vez vista la importancia de una página web, se hace necesario conocer también qué elementos son imprescindibles en ella. No vale todo, ya que si no se respetan unos mínimos al final es peor el remedio que la enfermedad.

Es como el dicho «más vale estar callado y parecer tonto que abrir la boca y demostrarlo«. Si no cuentas con un sitio web los clientes pueden pensar que no estás al día, que no te actualizas o que no te importa tu imagen. En cambio si tu página web no cumple unos determinados requisitos no necesitarán pensarlo, ya que lo verán reflejado en ella.

Para comenzar, es necesario que cuentes con un dominio que sea simple, defina tu empresa y que sea fácil de recordar. Por otro lado es necesario un hosting o un espacio en Internet. Existen muchos y con prestaciones muy variadas, pero siempre suelen incluir esa compra de dominio (en nuestro caso concreto trabajamos con Raiola Networks y estamos muy contentas tanto con sus características como con su atención al cliente).

Asimismo es necesario que tu sitio web sea responsive. O lo que es lo mismo, que pueda visualizarse correctamente desde ordenadores o dispositivos móviles.

Por último, la importancia de una página web hace necesario que se trabajen en profundidad tres factores: el copy, la redacción y el SEO.

Copywriting web o escritura persuasiva

¿Cuántas veces has entrado en una página web y a la segunda línea de la home ya has sabido que no querías trabajar con esa persona o empresa? ¿O cuántas veces has entrado en un sitio web y no has sido capaz de descifrar a qué se dedica la empresa en cuestión?

Esto es lo que se evita con un buen copy.

Al final es algo tan sencillo como escribir los textos correctos, de la manera adecuada y enfocados al cliente ideal. Lo que se consigue con esta escritura persuasiva es que tu cliente sepa lo que haces, te sienta cercano y tenga ganas de trabajar contigo o adquirir tus productos.

Parece muy simple pero es todo un arte hacerlo bien, por lo que si te importa de verdad el copy de tu web, deberás contratar a un profesional para que lo lleve a cabo.

La redacción de textos periódicamente en un blog

Durante toda esta entrada hablamos de la importancia de una página web, pero no deja de ser algo estático. Una vez que como usuario has visitado un sitio y conoces sus diferentes secciones, ¿qué te haría volver?

¡Exacto! Que existan nuevos contenidos de manera periódica. Eso es lo que se persigue con un blog: que los usuarios vuelvan y, de alguna manera, se fidelicen.

Por un lado un blog ofrece contenidos de valor gratuitos para los usuarios, por lo que generarás en su subconsciente la sensación de que te deben algo. Y por otro lado podrás compartir tus conocimientos y posicionarte como un experto en tu campo. La suma de esto hará que los usuarios vuelvan a ti de manera periódica y que te encuentres en su mente cuando necesiten comprar alguno de tus artículos o servicios.

Una vez más es necesario añadir que no todo vale. Necesitas una estrategia definida, un calendario de contenidos y, en definitiva, cierta profesionalidad en tus textos. Si no te ves capaz de conseguirlo o de publicar contenido de manera regular, contacta con un profesional y delega.

Trabajo del posicionamiento SEO para Google 

Por último al igual que recalcamos la importancia de una página web, es necesario que hagamos lo mismo con el SEO. El posicionamiento SEO es lo que ayudará a tu página a encontrarse entre los primeros resultados de los buscadores.

¿De qué sirve tener una página web, cuidarla con mucho mimo y que nadie acceda a ella? De lo mismo que no tenerla. Un buen trabajo de SEO es lo que te asegurará un aumento de las visitas a tu web y, por tanto, de las ventas.

Uno de los elementos necesarios para posicionar mejor es el blog, del que ya hemos hablado. Pues te da la posibilidad de posicionar por una palabra clave en cada una de sus entradas, cosa que no sucede con las páginas estáticas de una web. Pero deberíamos sumar otras muchas cosas.

Una vez más, contar con un profesional es la mejor opción Aunque si no quieres trabajar cada uno de estos factores con un profesional diferente lo mejor es optar por un buen copywriter SEO, que te ofrecerá todos estos servicios.

¿Aún dudas de la importancia de una página web en tu negocio?

¿Aún tienes dudas? Esperamos que cada vez sean menos, pero no te preocupes, puesto que en próximas entradas te ampliaremos la información tanto del copywriting, como de la redacción y del SEO.

No olvides que si buscas un profesional para trabajar estas áreas o para realizar una consultoría y saber dónde fallas, en División Andrómeda estaremos encantados de atenderte.

Deja un comentario